La superpoblación de contenidos cercados y sus aperturas

Sin repetir y sin soplar, podemos nombrar 10 plataformas de entrenimiento On Demand: YouTube, Twitch, Hulu, Apple, Netflix, Disney+, HBO Max, Star+, Flow, Paramount. Quien me esté leyendo seguramente esté suscripto a uno, dos, tres o más newsletter. Y quien me esté leyendo, está en un blog. Y seguramente estará interesado en leer alguna noticia en los portales online de los diarios. Y por qué no, ver algo en la tele abierta o un partido en cable. Y si a esto le agregamos un libro y ni hablar de escuchar un podcast o un poco de música. Y en su tiempo libre, entrar a las redes sociales. Y, capaz, si le queda tiempo, trabajar.

La oferta de contenido agobia, asusta, abruma. Ya lo había dicho el ex CEO de Netflix, Reed Hastings, que el principal competidor de la plataforma “es el sueño” y razón no le falta. En la multiplicidad de contenidos que hay, es imposible identificar la competencia o armar un esquema de la misma y/o un estado de situación. No es la intención hablar de la transposición de medios por que ya se hizo (https://plbraslavsky.medium.com/la-transposici%C3%B3n-medi%C3%A1tica-del-gaming-9f184efbcd15), ni tampoco del modelo de suscripción tipo only fans, porque también ya se hizo (https://plbraslavsky.medium.com/el-contenido-ser%C3%A1-pago-o-no-ser%C3%A1-343c11c141c8). Sino la idea es ver cómo se está armando el panorama general de contenidos y sus distintos modelos de ingreso de los suaurios.

Y en esta superpoblación hay tres modelos distintos, por un lado el de contenidos abiertos, es decir podés consumir sin pagar, como por ejemplo YouTube, como caso más emblemático. El otro caso es el más común, el que tenés que pagar una suscripción para poder consumir, como por ejemplo Netflix. Hay un tercer modelo, que es el híbrido, que es que ciertos contenidos son abiertos y algunso pagos, o bien podés consumir de forma gratuita una cierta cantidad de conetinidos. Estos no abundan tanto, pero es muy común encontrarlos en newsletter o portales de noticias.

Y entre tanto contenido, algunos pasan desapercibidos por el simple hecho de que es imposible tener o ver todo y más cuando los costos son altos. Solo de plataformas, se podrían gastar entre $5.000 y $8.000 por mes, incluyendo, claro, al servicio de internet.

Y en esto es donde rescato el caso de Paramount+, una OTT que entró a Argentina en 2020 y que no pisó tan fuerte al principio, a pesar de hacer campañas masivas y tener una asociación con el canal abierto con más rating, Telefé.

Si analizamos Google Trends, vamos a ver que en marzo empezó a crecer con las búsquedas y retomó con picos en junio y agosto. ¿Qué pasó en junio? Hicieron contenidos locales con las tres estrellas de la televisión argentina: Damián Betular, Donato de Santis y Germán Martitegui, los tres jurados de Masterchef. Pero lo importante es lo que pasó en agosto, que es que abrieron sus contenidos a la plataforma on demand del proveedor de televisión Cablevisión, Flow, por 12 meses. Esta estrategia de Paramount de sumar su contenido de forma abierta a una plataforma ya con más suscriptores le permitió crecer en conocimiento y habrá que ver cuánto crece en reproducciones. Por supuesto, habrá que ver qué pasa cuando terminen estos 12 meses.

Este caso de posible “buen puerto” se contrapone con las maniobras que está haciendo Disney en relación a su/s plataformas de streaming, primordialmente Disney+. Todavía no logró cautivar gran masa de suscriptores como hizo Netflix y encima tiene inconvenientes con el modelo de premiumness que ofrece ante cada estreno de película. Esto último ya lo llevó a tener inconvenientes legales con las protagonistas de los últimos estrenos, Emma Stone en “Cruella” y Scarlett Johansson en “Black Widow”.

Disney a pesar de ser la empresa de contenidos audiovisuales por excelencia y ser dueña de Fox, Universal y ESPN, entre otras, todavía no logró acomodarse en el nuevo terreno de contenidos en el que las plataformas on demand mandan. De hecho, Disney+ salió por separado a Star+, que reemplaza a Fox Premium, pero ambas plataformas pueden ser contratadas en un pack. Imposible de entender para quien no está familiarizado.

Por supuesto que estas decisiones de contenidos abiertos o cerrados no es solo en materia audiovisual, los portales de noticias también se dividieron, Clarín y La Nación ofrecen una cantidad de notas gratis pero luego te pide suscripción, mientras que Infobae libera al 100% sus contenidos. El último es quien lidera los ingresos desde ya hace bastante según los números de Comscore, herramienta que mide los ingresos en sitios digitales.

También los contenidos de lectura como libros o newsletter están moviéndose entre lo gratuito y lo pago, o bien majo un modelo de “a la gorra”. Y acá en este punto hay que hablar de una plataforma que será clave para que hayan más contenidos abiertos, “Cafecito app”. Para quienes no la conocen, se trata de una herramienta que vincula a producers de contenido con consumers y que quieren pagarle a esa persona de forma voluntaria por lo que hacen.

¿Y por qué es importante destacarla en este contexto? Básicamente porque va a permitir que más producers quieran abrir lo que hacen porque tienen una forma de cobrar. Esto va a traer como colación mayor contenido para consumir, claro.

Comunicador social, trabajo en medios digitales. De River LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/leandrobraslavsky/ Twitter: @leandrobrasla

Comunicador social, trabajo en medios digitales. De River LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/leandrobraslavsky/ Twitter: @leandrobrasla