El panorama de los clubes del fútbol argentino

Esta semana la AFA dio a conocer un informe sobre los equipos de primera división en el que se detallaban los planteles, edades, nacionalidades, sponsor y también figuraba el peso porcentual de cada área en cuanto a ingresos y egresos.

Lo interesante del informe económico de los clubes radica en que está hecho en base al último ejercicio normal, es decir pre pandémico, y permite ver el escenario de ese entonces e imaginar uno actual con las restricciones e inconvenientes que tuvieron y están teniendo los clubes.

Arrancando por los ingresos, se observa que la categoría con más peso en promedio es venta de jugadores. Y acá ya se puede hacer un primer análisis porque algo grave que está pasando en el fútbol mundial, pero sobre todo en el argentino es que bajaron los valores de venta y Europa ya no compra tanto en Argentina.

Esta nota del New York Times da varios motivos por los que el fútbol argentino no es la cantera que supo hacer en décadas anteriores: poco interés de los scouting en ver los partidos, caída en el nivel de formación, preferencia por futbolistas brasileros y, agrego, cambios en el fútbol europeo: crecimiento de nuevos mercados internos, como el de Europa Oriental, y, sobre todo, aumento y mejora de los futbolistas surgidos en las inferiores, lo que permite autoabastecerse.

Este panorama lleva a pensar que la categoría de ingresos por venta de jugadores se va a ver afectada, ya no pueden los clubes depender de esto, más que nada a los grandes que son los que en su mayoría exportan al exterior. Cabe destacar que esto afectará también a los equipos chicos en cuanto a que los grandes perderán poder de compra.

¿Qué variables surgirán en torno a esto? En primer lugar (y la más obvia) es la venta por menor plata a mercados menos opulentos que el europeo como el brasilero, el mexicano o el estadounidense. La segunda variable es que los jugadores se vayan libres ante la negativa de los clubes de no venderlos por bajos montos. Es decir, llega una oferta al jugador por menos de lo que pretende el club, el club no acepta, no llega nada mejor y el jugador elige irse con el pase en su poder una vez que finalice el contrato porque no hay ofertas superadoras.

Otra categoría de ingresos importante es la TV, muchos clubes chicos dependen de ella, mientras que para los grandes implica menos del 10%. El tema este es candente ya que los números no favorecen para que puedan crecer los ingresos provenientes de los canales. Dejo una nota anterior sobre este tema.

La siguiente categoría más relevante son los ingresos por copas, la participación en torneos internacionales generan muchos ingresos. Destacado el ejemplo de River que durante el ejercicio informado por AFA ganó Copa Libertadores, Recopa y jugó el Mundial de Clubes y los ingresos le representan un 26% del total, siendo esta categoría la de mayor peso.

Se desprende de este caso la necesidad que tienen los clubes de participar en Libertadores o Sudamericana para generar más ingresos. Y acá se abre otro problema, para participar en las copas y avanzar en ellas es necesario tener un plantel competitivo y esto implica vender menos e incrementar el presupuesto en el plantel para evitar que se vayan o bien comprar jugadores para potenciar al plantel. Y si analizamos los egresos de los clubes de ese ejercicio el de mayor promedio general de porcentaje fue el de mantenimiento de plantel, quiere decir que los clubes tienen un gasto alto en los sueldos. Siguiendo el ejemplo de River, el 62% de los egresos corresponde a esta categoría.

Continuando con el análisis, tenemos un problema con los ingresos por venta, potencial problema a futuro con los ingresos por tele, necesidad de clasificar a las copas y rendir bien en estas, lo que conlleva a una necesidad de tener un plantel competitivo que implica gastos en sueldos y transferencias.

No todo es tan dramático para los clubes, existen otras formas de ingreso. Una principal es la cuota social, para algunos clubes esta categoría representa un porcentaje importante como por ejemplo Vélez y San Lorenzo. Por supuesto este punto está asociado a cantidad de socios y valor de la cuota.

Asociado a esto último está la categoría de ticketing porque, salvo excepciones en partidos puntuales y clubes que se manejan distinto, el que es hincha pero no socio paga la entrada mientras que el socio no. Entonces hay una relación desproporcional entre cantidad de socios e hinchas y venta de entradas, caso Atlético Tucumán o Central Córdoba que tienen una masa baja de socios pero se transforma en un alto poder de ticketing.

¿Y cuál es el problema principal ante ese último punto? Sí, la pandemia. No hay hinchas en las canchas, no hay ingresos por venta de entradas. Esto implica que clubes como Atlético Tucuman o Central Córdoba tengan que salir a buscar socios que quieran pagar la cuota a pesar de no ir a la cancha o usar sus instalaciones para poder suplir la falta de ingresos por la no asistencia de público. Claro que este problema no es solo de los equipos chicos, sino también que los grandes atraviesan lo mismo, River por ejemplo tuvo un 11% de ticketing de los ingresos totales.

A raíz de la pandemia, hay que hablar de los gastos operacionales, es decir los gastos fijos del día a día, más allá de los sueldos del plantel. Y vemos que los gastos ordinarios son la segunda categoría de porcentaje promedio general más alto de egresos, detrás de mantenimiento del equipo. Y contra esto no hay mucho para hacer.

A estos gastos operacionales se le suman los gastos financieros y administrativos que representan menor porcentaje en general, y también se suman los gastos de personal administrativos que su porcentaje depende de la magnitud del club y que también son fijos más allá de que haya fútbol o no.

Desarrollando un poco más el análisis, vemos que los clubes tienen un panorama muy complicado de cara a las contingencias de la pandemia y la imposibilidad de vender entradas y que continúan teniendo gastos del día a día e incluso gastos altos en días de partido a pesar de que sean sin público. Basta ver los gastos que comparte la dirigencia de Huracán ante cada partido del club como local y que en solo dos semanas crecieron un 5%.

Claro que hay otra opción de ingreso para los clubes que es el marketing. Esta área tiene que ser en el corto plazo la de mayor desarrollo ya que implica ingresos extra de lo que rodea a lo futbolístico y no debería estar asociada al ganar siempre, sino que debería tener la ingeniería suficiente de generar ingresos en malas épocas deportivas.

Incremento de sponsors, venta de ropa del club, naming de estadio, gaming, plataformas OTT son algunas de las variantes que están utilizando algunos clubes y que deberán empezar a utilizar otros para poder generar mayor cantidad de ingresos y hacerle frente a los egresos.

En resumen, no hay un buen panorama para los clubes de fútbol y deberán recurrir a una fuerte estrategia para poder hacer frente a lo que está pasando y a lo que se viene.

Comunicador social, trabajo en medios digitales. De River LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/leandrobraslavsky/ Twitter: @leandrobrasla

Comunicador social, trabajo en medios digitales. De River LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/leandrobraslavsky/ Twitter: @leandrobrasla